Vinos para acompañar mariscos: los mejores maridajes
07/09/2016

Vinos para acompañar mariscos: los mejores maridajes

En la búsqueda de los mejores vinos para acompañar mariscos, el desafío es encontrar la misma frescura del mar en la copa. Un universo de vinos blancos, rosés y espumantes se despliega como excelente opción de vinos para acompañar mariscos.

vinos para acompañar mariscos

Los mejores vinos para acompañar mariscos

 

Paella

La paella es un plato típico de la cocina española, tan popular que ha sido adaptado a los ingredientes y estilos de las más diversas regiones del mundo. Los diferentes sabores del mar que dan vida a la paella, combinados -según el caso- con carnes rojas, blancas y embutidos, y sumados al inconfundible sabor del azafrán, pueden parecer obstáculos a la hora de hallar el vino perfecto. Sin embargo, maridar una paella no es una misión imposible. Una opción siempre acertada para maridar paella es un vino blanco semi seco. Un tinto ligero puede utilizarse en la preparación del arroz y, luego, acompañar el plato final en la copa.

Se recomiendan vinos ligeros para equilibrar la untuosidad del aceite que se utiliza en la elaboración de la paella, como así también el picor del ajo y la riqueza de las carnes rojas. Pruebe un Sauvignon Blanc de buena acidez como Garzón Sauvignon Blanc o Garzón Albariño con este delicioso plato español.

Jaiba

El Chardonnay es una excelente opción para acompañar jaibas. El sutil sabor y delicado dulzor de la jaiba, junto a un vino blanco seco de notas frutales, como un Chardonnay, hacen de este maridaje una gran experiencia.

La exquisita carne blanca de estos crustáceos, cuando se prepara con vegetales, complementa perfectamente con otro vino blanco seco, como es el caso del Sauvignon Blanc. En términos generales, lo recomendable es un vino blanco sin roble, vivaz, con buena acidez y algo de mineralidad.

Langosta

Un plato con langosta necesita un vino que esté a la altura de la ocasión. La delicada y rica carne de langosta marida con un vino blanco de cuerpo medio, un poco complejo y con insinuación de crianza en madera. La fruta y acidez del vino también serán deseables, ya que aportarán frescura para contrastar la untuosidad de la manteca con la que suele acompañarse la langosta. Un vino Chardonnay es una buena elección. El paso por madera añadirá redondez al vino, deseable en el maridaje de platos de langosta de elaboración más compleja.

Camarones

Un cóctel de camarones y una copa de vino rosé crean una perfecta sincronía que excede lo cromático. Los rosados son excelentes vinos para acompañar mariscos, ya que su versatilidad permite encontrarlos de diferentes intensidades y más o menos dulces. Al elegir un vino rosé bien fresco y seco, se logra un increíble contraste con la sutil dulzura del marisco. El Pinot Noir Rosé de Bodega Garzón es una excelente opción. Agradable, refrescante y de boca larga, posee todas las características que resaltan los sabores de un plato de frescos camarones. Un rosé es además un gran compañero de platos de mariscos elaborados con ingredientes picantes o estilos de la cocina asiática.

rosados

Caviar

El espumante remite a celebración y, sin dudas, estar frente a un exquisito plato de caviar no es menos que festivo. Si bien no se trata de un marisco, el caviar es un sabor de mar que vale la pena incluir en esta lista.

Para un sofisticado bocado de caviar, las burbujas de un espumante extra brut entrañan un maridaje insuperable. La crujiente efervescencia del espumante contrastando con la aterciopelada textura y delicado sabor del caviar será sin dudas un maridaje para recordar.

Los espumantes, en general, son magníficos vinos para acompañar mariscos. La única reserva a la hora de elegir un espumante es evitar los de grado de azúcar elevado, que opaquen la encantadora dulzura del marisco.

Moluscos

La textura firme de la carne de los bivalvos, junto a sus reminiscencias salinas y ligero dulzor, maridan con vinos blancos jóvenes de marcada acidez y notas cítricas y minerales. Así, para combinar la salinidad de los moluscos, el Verdejo español es ideal y, en nuestras latitudes, un Pinot Grigio cumple excepcionalmente la tarea. Garzón Pinot Grigio, para acompañar almejas, ostras y berberechos. En el caso de mejillones, se puede optar por un blanco con crianza, como Albariño Reserva 2012, que presenta una mineralidad, complejidad y elegancia ideal para un plato de frescos mejillones.

 

Un abanico de vinos blancos, espumantes y rosés engloban las mejores opciones de vinos para acompañar mariscos. Si desea aventurarse con un tinto, elija un vino joven, con pocos taninos y buena acidez. El maridaje no fallará.

Ver todos los vinos
Vinos

Nuestras recomendaciones

Enoturismo

Otras Experiencias Garzón

  • Día del Enoturismo
    Enoturismo

    Día del Enoturismo

    Disfrutá del fin de semana del enoturismo en Garzón

  • Garzón Premium Experience
    Enoturismo

    Garzón Premium Experience

    Descubra los rincones secretos de la bodega y el viñedo mientras degusta nuestros vinos más icónicos

  • Tour Garzón Single Vineyard
    Enoturismo

    Tour Garzón Single Vineyard

    Deléitese con la hermosa vista y visite la bodega mientras degusta vinos de la línea Single Vineyard

  • Tour Garzón Reserva
    Enoturismo

    Tour Garzón Reserva

    Deléitese con la hermosa vista y visite la bodega mientras degusta vinos de la línea Reserva