El decantador de vino
13/05/2015

El decantador de vino

El decantador o decanter es un ánfora de vidrio o cristal fina y transparente, aplastada en la parte inferior, que permite que los vinos de edad se oxigenen y así desarrollen a pleno sus aromas, dejando el sedimento en la botella. Los decantadores pueden variar en volumen, forma y diseño. Se dice que por su larga historia en la producción de decantadores, los de mejor calidad son de origen austríaco. En este post vamos a ver juntos cuándo y cómo utilizar el decantador de vino.

¿Qué vinos deben ser decantados?

Si bien el acto de decantar el vino es en el inconsciente sinónimo de algo sofisticado, no todas los vinos lo necesitan, es más, en muchos casos se corre el riesgo imperdonable de afectar sus propiedades organolépticas. Son los vinos de mayor edad los que tienden a dejar residuos y sedimentos: El vino blanco fermentado en barril o barrica entre los cinco a los diez años amerita usar el decantador sólo si presenta sedimentos a lo largo de la pared de la botella (si está en posición horizontal), o en la parte inferior de la botella (si la misma se encuentra en posición vertical). Esta misma observación cabe para los tintos fermentados en barricas de roble o toneles a partir de los cinco años en adelante.

Es muy inteligente copiar el procedimiento de los grandes sommeliers, que acostumbran a mantener la botella en posición vertical durante al menos 24 horas antes de beberla, esto ayuda a depositar cualquier sedimento en el fondo. Para visualizar los depósitos que puedan haberse formado en la parte inferior de la botella, hay que posicionarse frente a un punto brillante e inclinarla lentamente. Podemos utilizar una linterna o una vela (¡mucho más romántico!).

¿Cómo usar el decantador?

La botella debe abrirse al menos una hora antes de llevarla a la mesa, para permitir el proceso de oxigenación natural, potenciando los sabores y aromas del vino. Al mismo tiempo, esta es una excelente primera medida para que los sedimentos se acumulen en el fondo de las botellas muy envejecidas, debido a la fuerza de gravedad. Se debe prestar atención a que estos depósitos luego no pasen al decantador.

En primer lugar asegúrese que el decantador se encuentre limpio y seco, libre de polvo u otro tipo de residuo en su interior. Vierta el vino suavemente en el instrumento para luego, con un movimiento circular y hacia la derecha, continuar con la oxigenación y liberación de perfume.

Una vez utilizado, el decantador se debe lavar con agua caliente. Si bien en algunos casos el secado suele ser difícil, por lo general es suficiente ponerlo «al revés» y dejar que se seque por goteo, evitando de este modo la utilización de paños que puedan producir residuos inconvenientes para el próximo uso por el roce.

Ahora que sabe cuándo y cómo usar el decantador, sólo le resta comprar vinos reserva Garzón y estacionarlos hasta esa ocasión especial, y desde luego, contarnos cual ha sido el que mejor acompañó el momento.

Ver todos los vinos
Vinos

Nuestras recomendaciones

Enoturismo

Otras Experiencias Garzón

  • Día del Enoturismo
    Enoturismo

    Día del Enoturismo

    Disfrutá del fin de semana del enoturismo en Garzón

  • Garzón Premium Experience
    Enoturismo

    Garzón Premium Experience

    Descubra los rincones secretos de la bodega y el viñedo mientras degusta nuestros vinos más icónicos

  • Tour Garzón Single Vineyard
    Enoturismo

    Tour Garzón Single Vineyard

    Deléitese con la hermosa vista y visite la bodega mientras degusta vinos de la línea Single Vineyard

  • Tour Garzón Reserva
    Enoturismo

    Tour Garzón Reserva

    Deléitese con la hermosa vista y visite la bodega mientras degusta vinos de la línea Reserva