Beneficios del vino para el corazón
08/08/2016

Beneficios del vino para el corazón

Los beneficios del vino para el corazón han sido discutidos durante décadas. El vino, especialmente el vino tinto, consumido con moderación, ha sido largamente señalado como aliado de la salud. Hoy sabemos que el alcohol y ciertas sustancias antioxidantes que se encuentran en el vino pueden ayudar a prevenir enfermedades coronarias.

beneficios del vino para el corazón

Beneficios del vino para el corazón

En las últimas décadas, diversos estudios han relacionado la ingesta moderada de alcohol a la salud del corazón. El vino -tinto- ha sido indicado como el responsable de estos beneficios en gran parte de los estudios científicos.

En nuestra región, el reconocido cardiocirujano René Favaloro fue un acérrimo defensor de tomar una copa de vino todos los días. Años después, aún sigue en pie la discusión del rol del alcohol, especialmente del vino tinto, en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Si bien aún queda mucho por demostrar, con el tiempo se descubren nuevas relaciones entre el consumo moderado de vino y la salud.

El potencial del vino tinto para la salud del corazón es prometedor. Para adultos saludables, se sugiere una copa por día para mujeres de todas las edades y hombres mayores de 65 años, y hasta dos copas por día para hombres menores de 65 años. Este límite se establece porque los hombres jóvenes tienen mayor cantidad de una enzima que metaboliza el alcohol.

Vino, elixir antioxidante

Los efectos benéficos asociados al consumo moderado y regular de vino tinto provienen principalmente del poder antioxidante de sus componentes. De todos estos beneficios, no caben dudas que el que más evidencias cuenta a su favor es la protección cardiovascular.

Existen diversos estudios que explicarían el porqué de los beneficios del vino para el corazón. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Londres descubrió que las procianidinas, componentes que se encuentran en el vino tinto, mantienen los vasos sanguíneos saludables y son uno de los factores que contribuyen a una más larga expectativa de vida.

Sin embargo, los componentes antioxidantes del vino llamados polifenoles, acaparan la atención con respecto a la relación de esta bebida con la protección del corazón. Es posible que los polifenoles sean responsables de un efecto antioxidante en las arterias, actuando como un antiinflamatorio arterial.

Uno de los polifenoles, el resveratrol, suele indicarse como el elemento clave en la búsqueda de los beneficios del vino para el corazón.

Según un estudio publicado en FASEB Journal, el resveratrol es un potente antioxidante que neutraliza los radicales libres y posee un efecto vasodilatador, lo que permite que la sangre fluya con mayor facilidad en las arterias, oxigenando mejor las células y actuando como cardioprotector.

Otro efecto que se adjudica al resveratrol es la reducción del LDL o colesterol «malo», a la vez que incrementa los niveles de HDL o colesterol «bueno» y previene los coágulos sanguíneos. Todos estos factores se encuentran ligados a las enfermedades cardiovasculares, por lo que el resveratrol es un aliado natural en la disminución del riesgo cardíaco.

Vino y vida saludable

El estudio Interheart, llevado adelante por un equipo internacional con base en la Universidad McMaster de Canadá, aún es de vital relevancia por la escala global a la que fue realizado. Esta ambiciosa investigación identificó 9 factores (fumar, lípidos, hipertensión, diabetes, obesidad, actividad física, consumo de alcohol y factores psicosociales) y su relación con los infartos de miocardio en una población de unas 29.000 personas, en 52 países.

El estudio determinó que el consumo moderado de alcohol (incluyendo otras bebidas además del vino tinto) ayuda significativamente a prevenir infartos. Además de reducir el riesgo de infarto, consumido en forma moderada puede disminuir las posibilidades de desarrollar demencias.

A pesar de las importantes evidencias ya demostradas a favor de los beneficios del vino para el corazón, aún queda mucho por investigar para que, tanto la comunidad médica como la científica, se aventuren a un veredicto final. Algunos estudios, sin embargo, han llegado a una conclusión más simple. Se ha demostrado que los bebedores habituales de vino suelen llevar una vida más sana y tener hábitos más saludables en general, comparados con los bebedores de otras bebidas alcohólicas. En este sentido, un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition destacó que quienes consumen vino suelen tener un estilo de vida que incluye una dieta más rica en frutas y verduras, con actividad física regular, menos consumo de fritos y menor propensión a fumar. Lo que concluye este estudio es que no es el vino en sí, sino el bebedor de vino, el responsable de su mejor salud en general y, en particular, del corazón.

Ver todos los vinos
Vinos

Nuestras recomendaciones

Enoturismo

Otras Experiencias Garzón

  • Día del Enoturismo
    Enoturismo

    Día del Enoturismo

    Disfrutá del fin de semana del enoturismo en Garzón

  • Garzón Premium Experience
    Enoturismo

    Garzón Premium Experience

    Descubra los rincones secretos de la bodega y el viñedo mientras degusta nuestros vinos más icónicos

  • Tour Garzón Single Vineyard
    Enoturismo

    Tour Garzón Single Vineyard

    Deléitese con la hermosa vista y visite la bodega mientras degusta vinos de la línea Single Vineyard

  • Tour Garzón Reserva
    Enoturismo

    Tour Garzón Reserva

    Deléitese con la hermosa vista y visite la bodega mientras degusta vinos de la línea Reserva